PrensaToday

Asesinado un taxista que tenía 10 días secuestrado

La víctima respondía al nombre de José Manuel Salazar, de 44 años de edad, el hombre trabajaba como taxista y fue secuestrado el pasado 18 de agosto en horas de la tarde. Informó a través de su radio que prestaría servicio a un cliente a El Junquito. Realizando la carrera se comunicó con su pareja y ese día fue la última vez que sus familiares supieron algo de él.

Los secuestradores asesinaron al hombre y luego fingieron su voz para poder así cobrar el rescate.

Su cuerpo fue encontrado en el kilómetro 8 en la vía Mamera-El Junquito a finales del mes de agosto, sin embargo la policía ni los familiares sabían que se trataba del cadáver de Salazar, puesto que tenía toda la cara desfigurada, no portaba documentos de identidad y estaba semidesnudo, informó su hijo José Salazar.

Los secuestradores contactaron al hijo de Salazar y le pidieron una suma de 120.000 por el rescate, además le pidieron 30.000 para poder entregarle al muchacho una fe de vida.

El hijo relató que durante las conversaciones intentaron engañarlos simulando la voz de la víctima. Desde el principio, la familia se percató del engaño. Posteriormente, intentaron hacer un seguimiento de los números telefónicos usados por los delincuentes, pero fueron desactivados.

El taxista también era empleado de mantenimiento de la Corporación de Servicios del Distrito Capital. Lo mataron de varios tiros en la cabeza. La identificación se logró mediante la comparación de sus huellas digitales y pruebas de odontología forense.

Salazar había sido víctima del hampa en otras dos oportunidades, informó su compañero de trabajo y amigo Juan Angulo. La primera vez lo despojaron de un autobús en la carretera vieja a La Guaira. Este año le hurtaron una moto. Cuando lo secuestraron manejaba un Volkswagen Golf azul oscuro, placas AA899SP, que aún no ha sido recuperado.

Fuente: El Nacional

Agregar comentario