PrensaToday

Congresistas de EEUU amenaza a las aerolíneas si no tratan mejor a los pasajeros

Los congresistas de Estados Unidos, republicanos y demócratas, arremetieron este martes contra los ejecutivos de las aerolíneas por las prácticas que siguen en casos de sobreventa de billetes, a raíz de la expulsión violenta de un pasajero por parte de United Airlines. Bill Shuster, presidente del comité de Transporte de la Cámara de Representantes, advirtió que no les va a temblar la mano a la hora de actuar si no mejoran el servicio y cambian el trato al pasajero.

“Aprovechen la oportunidad porque les aseguro que no les gustará el resultado”, advirtió el legislador republicano ante el consejero delegado de United, Óscar Muñoz, y el presidente de la aerolínea, Scott Kirby. En la vista participaron también Joseph Sprague, de Alaska Airlines, Bob Jordan, encargado de las operaciones comerciales de la compañía de bajo coste Southwest Airlines, y Kerry Philipovith, de American Airlines.

Los legisladores relataron uno tras otros su experiencia al coger un avión, desde que compran el billete hasta que recogen las maletas. “Viajar es estresante”, valoró Shuster, “uno se sube al avión con la expectativa de recibir un trato justo y de llegar seguro al destino”. El incidente protagonizado por el pasajero David Dao puso la lupa sobre las prácticas de toda la industria en casos de overbooking y la complejidad de las reglas que se aplican.

“Están poniendo a prueba la paciencia de los pasajeros”, lamentó el demócrata Peter DeFazio, que propuso un estudio del servicio que prestan las aerolíneas. Los congresistas agradecen las disculpas y que la industria esté reaccionando para mejorar sus políticas. Pero insisten en que estos arreglos no deben ser una respuesta temporal al revuelo mediático.

United presentó la semana una serie de cambios en los protocolos que deben seguir sus empleados en casos de overbooking y evitar una sucesión de errores como la del 9 de abril. Entre las diez medidas anunciadas se incluye un incremento del incentivo a los pasajeros para que cedan voluntariamente sus asientos. Tampoco se recurrirá a agentes de seguridad para los desembarcos y la tripulación en tránsito deberá hacer su reserva antes del embarque.

Bob Jordan admitió que el incidente de su rival United obligó a todas las aerolíneas a dar un paso atrás y revisar sus prácticas, para mejorar la experiencia de los pasajeros y evitar incidentes similares.

Fuente: El País

Agregar comentario

Deja un comentario