PrensaToday

¡ESCÁNDALO! Abogado de la expresidenta surcoreana niega los cargos por corrupción

Casi dos meses después de su destitución, y a una semana de las elecciones anticipadas en Corea del Sur, arranca el juicio por corrupción contra la expresidenta Park Geun-hye. Acusada de 18 casos de soborno, abuso de poder, coerción y revelación de secretos oficiales, podrían caerle hasta diez años de cárcel por el escándalo de tráfico de influencias de su íntima amiga Choi Soon-sil, apodada la “Rasputina”, por su poderosa influencia sobre su Gobierno.

Según la Fiscalía, ambas mujeres se embolsaron unos 59.200 millones de won (48 millones de euros) vendiendo favores políticos a tres de las mayores corporaciones del país: Samsung, Lotte y SK. Acusado de pagar la mayor parte de este dinero, unos 43.300 millones de won (35 millones de euros), el heredero la primera compañía, Lee Jae-yong, también se encuentra en prisión preventiva, igual que Park y Choi.

A la espera de que el juicio a la expresidenta empiece en junio, este martes se ha celebrado su primera vista preliminar, en la que se han revisado los cargos en su contra contenidos en el informe de más de 120.000 páginas presentado por la Fiscalía. Al tratarse de una sesión previa, Park Geun-hye no estaba obligada a presentarse en el Tribunal del Distrito Central de Seúl, adonde sí ha acudido su abogado, Yoo Yeong-ha. Según informa la agencia estatal de noticias Yonhap, este ha vuelto a negar las acusaciones contra la expresidenta. “Pido una explicación con los detalles de la calificación del fiscal”, demandó el abogado, quien estuvo en la sala acompañado por los abogados de Choi y del presidente de Lotte, otra de las empresas imputadas.

Hasta que empiece la vista oral, se celebrarán otras dos o tres sesiones preliminares con el fin de ir aclarando todas las cuestiones formales del procedimiento y presentar las alegaciones oportunas. Cuando Park Geun-hye se siente finalmente en el banquillo, será la tercera presidenta de Corea del Sur juzgada por corrupción tras Chun Doo-hwan y Roh Tae-woo, quienes fueron condenados a principios de los años 90.

El Gobierno se vio obligado a adelantar las elecciones presidenciales, que estaban previstas para finales de año y finalmente se celebrarán el próximo martes. Con el país conmocionado por este escándalo, el favorito en dichos comicios es el candidato del Partido Democrático, Moon Jae-in, quien puede devolver el poder a la izquierda tras casi una década de hegemonía conservadora.

Fuente: ABC

Agregar comentario

Deja un comentario