PrensaToday

Policia de Inmigracion (ICE) detiene a Marco Coello en su primera entrevista de asilo en Miami

El joven venezolano Marco Coello, perseguido político del gobierno de Nicolás Maduro, fue detenido por ICE al acudir a su primera entrevista por su caso de asilo en la oficina del Servicio de Inmigración en Miami, por razones que aún se desconocen. «Está detenido», confirmó su madre Dorys de Coello a Univision Noticias.

Coello fue arrestado apenas al llegar a su primera entrevista, contó por teléfono Ros-Ana Guillén, parte del equipo de la defensa a cargo del bufete Blandon Law.

«Habíamos metido varias cartas para que aceleraran su caso. Siempre llega una notificación, pero en este caso nos llamaron por teléfono y nos dijeron: La semana que viene tenemos disponibilidad a las 8:00 am en la oficina en Downtown Miami», cuenta Guillén.

Sus defensores lo prepararon para la entrevista y lo acompañaron la mañana del 26 de abril, pero al llegar lo detuvieron.

Coello ha sido uno de los símbolos de la tortura de los cuerpos policiales a los opositores durante las protestas del 12 de febrero de 2014 contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Fue detenido en esa fecha por policías, que lo recluyeron en una prisión y lo torturaron para que inculpara al líder opositor Leopoldo López en la violencia que se generó en esas manifestaciones en el centro de Caracas. Desde entonces fue juzgado en el mismo caso.

Coello llegó a Miami el 3 de septiembre de 2015 acompañado por su padre. Desde esa fecha, el joven y su familia se encuentran en Estados Unidos, esperando una respuesta sobre su asilo político.

El asilo en Estados Unidos puede ser solicitado por cualquier persona que haya sido perseguida a razón de su «raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social en particular u opinión política», según las reglas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Es un proceso que puede durar meses o años, de acuerdo con el camino que decidan las autoridades. Primero se debe llenar una petición de asilo con la forma I-589, «en un plazo de un año a partir de la fecha de su llegada a Estados Unidos», según DHS.

Una vez que se presenta el formulario y se entrega, el servicio de inmigración notifica que lo recibió y le da curso a la petición de asilo. Luego llaman al solicitante a una primera cita, en la que se realiza la entrevista del miedo creíble.

En este encuentro el funcionario decide dos cosas: si considera que el caso es verídico otorga el asilo en ese momento y se transforma en una petición de asilo afirmativa. Con esto continúa el trámite hasta que conceden el asilo. De lo contrario se convierte en un caso de asilo defensivo y el proceso debe continuar con un juez de inmigración.

Fuente: Univisión

Agregar comentario

Deja un comentario