PrensaToday

IFT obliga a América Móvil a segregar parte de su negocio

La firma de telecomunicaciones América Móvil, propiedad del multimillonario Carlos Slim, tendrá que tomar medidas en pos de la mayor competencia en los mercados en los que opera en México. La empresa ha comunicado este miércoles a sus accionistas que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) del país norteamericano le ha comunicado que, entre otras acciones, tendrá que segregar la infraestructura de telefonía fija del resto del negocio. La compañía recurrirá la decisión.

El regulador obliga así a América Móvil a separar parte del negocio de Telmex, su brazo operativo para telefonía fija, que pasará a depender de una empresa independiente. Esta empresa prestará, únicamente, servicios mayoristas «relacionados con el acceso local». De esta forma, el IFT pretende garantizar el acceso de la competencia a la infraestructura de telefonía fija para poder prestar servicio en igualdad de condiciones.

En el comunicado remitido a la Bolsa mexicana de valores, América Móvil considera que la resolución del IFT «no está basada en una evaluación integral en términos de competencia, ni considera los profundos cambios ocurridos en el sector» tres años después de que se impusieran «medidas asimétricas».

La compañía controlada por Carlos Slim se refiere a una serie de obligaciones que tuvo que asumir, requerida por el regulador, en marzo de 2014. Desde esa primera tanda de medidas antimonopolio, el margen de beneficios del grupo ha pasado del 45% al 30%, según datos de Reuters, pero las quejas de sus competidores no han decaído.

En la nota, América Móvil añade que la acción del IFT tampoco tiene en cuenta «la competencia efectiva existente» tanto en servicios fijos como móviles y ataca con dureza al regulador, al que acusa de «falta de certeza jurídica y de predictibilidad». La empresa mexicana impugnará la decisión del IFT «conforme a las leyes aplicables».

Fuente: El País

Agregar comentario

Deja un comentario