PrensaToday

Juicio al heredero de Samsung por pagar sobornos a la presidenta de Corea del Sur

En un escándalo que ha sacudido los cimientos económicos, políticos y sociales del país asiático, el vicepresidente y heredero de Samsung, Lee Jae-yong, ha sido procesado por, presuntamente, pagar sobornos a la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, a cambio de favores políticos. En su escrito de acusación, así lo mantiene el fiscal especial Park Young-soo, que viene investigando desde hace más de dos meses el denominado “caso de la Rasputina”.

Por este escándalo, Park Geun-hye fue suspendida temporalmente por el Parlamento en diciembre y el Tribunal Constitucional decidirá este viernes si la destituye o no. Por su parte, el heredero de Samsung, Lee Jae-yong, se sentará en el banquillo por soborno y malversación, ya que la Fiscalía le acusa de haber pagado unos 43.000 millones de won (35 millones de euros) a la presidenta Park y a la “Rasputina”, Choi Soon-sil, para obtener el visto bueno del Gobierno a la fusión de dos sus filiales. Lee, de 48 años, lleva bajo custodia policial desde el mes pasado y podría pasarse hasta dos décadas en la cárcel si es condenado.

En procesos separados, también han sido imputados otros cuatro altos directivos de Samsung: el vicepresidente Choi Gee-sung, el consejero delegado Kwon Oh-hyun, el presidente de la división electrónica, Park Sang-jin, y el vicepresidente ejecutivo Hwang Sung-soo. Aunque la compañía lo niega rotundamente, la Fiscalía sospecha que el Fondo Nacional de Pensiones dio el visto bueno a la fusión de dos de sus filiales debido a un astronómico soborno a Choi.

Tales pagos de Samsung se hicieron en virtud de unos supuestos trabajos de consultoría efectuados por una compañía de Choi con sede en Alemania, Core Sports International. Junto a estos presuntos sobornos, Samsung le habría comprado carísimos caballos y cursos de equitación a la hija de Choi Soon-sil, quien fue arrestada el mes pasado en Dinamarca por negarse a volver a Corea del Sur para declarar ante la justicia.

Según informa la agencia de noticias Yonhap, entre las pruebas con que cuenta la Fiscalía destaca una tablet de Choi con abundante información sobre los pagos de Samsung. Además, parece que el presidente de la división electrónica de la firma, Park Sang-jin, tomó notas de sus reuniones con la “Rasputina”, que obran en poder de los fiscales.

En la vista de este jueves, que era preliminar, no era necesario que el vicepresidente de Samsung compareciera. A través de sus abogados, este ha negado todos los cargos y ha insistido de nuevo en su inocencia.

Fuente: ABC

Agregar comentario

Deja un comentario