PrensaToday

Merkel no quiere dar ventajas a los refugiados cristianos

Junto al primer ministro de Malasia, la canciller alemana Angela Merkel afirmó ayer en Berlín que no hará distinción entre musulmanes y cristianos a la hora de conceder el estatus de refugiado a los centenares de miles de sin papeles que han entrado en el país desde el año pasado, alrededor de un millón solo en el 2015.

Merkel advirtió que “nuestro sistema de valores reconoce la libertad religiosa y eso significa que no diferenciamos entre personas de creencias cristianas o musulmanas”, por lo que no sería justo ofrecer a unos protección y a otros no.

La canciller se refirió, sin mencionarlos, a los gobiernos de Polonia y de Hungría, que llevan tiempo rechazando la política de cuotas que exige Berlín y alertando del peligro de admitir a refugiados musulmanes. Las autoridades de esos dos países de la Unión advierten no solo del riesgo terrorista sino ante todo del peligro de que los inmigrantes acaben formando guetos en sociedades cristianas tradicionales.

Angela Merkel afronta también las críticas dentro de su coalición de gobierno. El avance de la extrema derecha anti-inmigración guarda, según los análisis, una relación directa con la actitud magnánima de Merkel hacia los refugiados, desde que comenzaron las grandes oleadas procedentes de Siria a comienzos del año pasado.

Fuente: ABC

Agregar comentario

Deja un comentario