PrensaToday

México teme el repunte de la violencia por la disputa entre los cárteles

El secuestro en un restaurante de Puerto Vallarta de Jesús Alfredo Guzmán, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, y otras cinco personas ha hecho saltar las alarmas en varios Estados de la costa del Pacífico mexicano.

Los gobernadores de Sinaloa, Nayarit y Jalisco se han mostrado preocupados ante un posible recrudecimiento de la violencia por las disputas entre el Cártel de Sinaloa y sus rivales del Cártel Jalisco Nueva Generación.

A pesar de que el CJNG es el principal sospechoso de haber secuestrado a Jesús Alfredo Guzmán, y a otras cinco personas, varios expertos piensan hipótesis diferentes. “Es verdaderamente muy raro que no haya habido resistencia o un enfrentamiento”, declaró el consultor en seguridad pública, Eduardo Guerrero.

La inminente extradición de El Chapo a Estados Unidos ha creado divisiones en la cúpula. “Hay intereses que se sienten amenazados”, señala Guerrero. Las negociaciones del capo con autoridades estadounidenses para lograr mejores tratos en prisión a cambio de información, o con el Gobierno mexicano para aplazar su envío a Estados Unidos, pueden haber puesto en guardia a sus socios.

Fuente: El País

Agregar comentario

Deja un comentario