PrensaToday

ONU se prepara para una nueva crisis de desplazados ante la ofensiva contra EI en Mosul

Las fuerzas de seguridad iraquíes, con el respaldo de la alianza que lidera Estados Unidos, avanzan hacia Mosul. La ONU alerta del drama humanitario que provocará el asalto final a la capital del califato del Estado Islámico.

Las autoridades de Bagdad quieren que el asalto se produzca antes de final de año y por eso decidieron lanzarse a la liberación de Al Qayara. Esta ciudad de unos 70.000 habitantes se encuentra 60 kilómetros al sur de Mosul y es la última línea de defensa que les queda a los seguidores del califa Ibrahim.

“Lo peor queda por venir”, declaró el representante del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Irak, Bruno Geddo, en un comunicado. “Según nuestras previsiones, ello podría causar desplazamientos masivos a una escala inédita en el mundo desde hace muchos años”.

El organismo internacional calcula que alrededor de 1,2 millones de personas se podrían ver afectadas por la ofensiva militar sobre Mosul y comienza ya a preparase para ese momento en el que necesitará “mas terrenos y más financiación”, según el portavoz del ACNUR en Ginebra, Adrian Edwards.

Para hacer frente a esta nueva crisis que sufrirá Irak, ACNUR insiste en la necesidad de las donaciones ya que su presupuesto para los desplazados y refugiados iraquíes en la región, que se eleva a 584 millones de dólares para 2016, sólo está cubierto en un 38 por ciento en la actualidad.

Fuente: ABC

Agregar comentario

Deja un comentario