PrensaToday

Rusia endurece su ofensiva en Siria tras el primer contacto entre Putin y Trump

Tres semanas después de haber suspendido los bombardeos contra Alepo y al día siguiente del primer contacto telefónico entre presidente Vladímir Putin y el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, Rusia ha endurecido este martes los ataques en Siria.

El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, anunció en Moscú la reanudación a gran escala de la operaciones militares en Siria. Los bombardeos, acompañados por el lanzamiento de misiles de crucero desde la fragata Almirante Grigoróvich, golpearon posiciones rebeldes en las provincias de Homs e Idlib, donde las milicias islamistas que combaten al presidente de Bachar el Asad se han hecho fuertes.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos precisó que los bombardeos habían causado al menos cinco muertos entre la población civil. Son las primeras víctimas que se registran desde el 20 de octubre, cuando se declaró la tregua unilateral.

Putin conversó el lunes con Trump sobre la lucha contra el “enemigo común del terrorismo internacional y el extremismo», según informó el Kremlin. EEUU lidera desde hace dos años una coalición internacional contra el ISIS, que también es combatido por Rusia. Ambos países han chocado en repetidas ocasiones por sus posiciones sobre la guerra civil en Siria, en la que Moscú respalda al régimen de Damasco, y Washington, que ha acusado al Ejército ruso de cometer  crímenes de guerra, a las fuerzas rebeldes. Esta situación puede cambiar tras la llegada al poder de Trump, que ha anunciado que buscará una buena relación con Rusia y que pretende reducir las intervenciones militares de EEUU en el exterior.

El Ministerio de Defensa ruso aseguró que los aparatos que despegaron este martes desde su único portaaviones no atacaron Alepo en apoyo de las fuerzas gubernamentales sino que participaron en “en operaciones contra el Estado Islámico y el Frente al Nusra en Idlib y Homs”.

Moscú insistió en que sus objetivos eran los arsenales y los campos de entrenamiento yihadistas, así como “fábricas que producen sustancias para la aniquilación masiva de la población”.

El ministro Shoigu también ha informado este martes del despliegue de otros siete sistemas de misiles de defensa aérea S300 en Siria, para cubrir la zona marítima siria hasta el territorio de Chipre. Además, se han desplegado baterías de defensa costera Bastión, con los que el régimen de El Asad puede cubrir la práctica totalidad de la costa siria.

Fuente: El País

Agregar comentario

Deja un comentario