PrensaToday

Trump se ve obligado a retirar la reforma sanitaria al no contar con mayoría

La votación de la reforma sanitaria en la Cámara de Representantes ha sido suspendida ante el miedo de no lograr la mayoría suficiente. La derrota es de Donald Trump.

Pese a contar con mayoría en la Cámara de Representantes, ha sido incapaz de torcer la mano a sus propios partidarios. Se reunió con ellos y les ofreció cesiones de enorme calado, incluida la eliminación de prestaciones sanitarias básicas pero no pudo convencerles. Y cuando en un gesto de fuerza decidió adelantar al viernes la votación, perdió el control y tuvo que aplazar su primer examen parlamentario.

Ahora, con una valoración en caída (sólo el 37% aprueba su gestión), tendrá que digerir su fracaso y abrir una nueva y dolorosa negociación. La conciliación entre los republicanos es compleja. Si la ley vira hacia el lado más social, los ultras volverán a actuar. Pero si se asumen las exigencias radicales, basadas en una drástica reducción de las prestaciones sanitarias mínimas, entonces la propuesta fracasará en su siguiente instancia, el Senado. Allí, un grupo de notables republicanos con capacidad de bloqueo ya ha hecho saber no aceptará ninguna reforma que reduzca la cobertura que ya se ofrece. Y si continua, la norma aún deberá ser refrendada por un comité conjunto y finalmente por el voto de ambas Cámaras.

El proyecto de Trump consistía en eliminar la obligatoriedad del seguro médico, congelar el programa para los más desfavorecidos y poner fin al aparato impositivo que nutre la red asistencial. La deconstrucción es profunda pero no completa. Sigue prohibiendo a las aseguradoras rechazar a un paciente con enfermedades previas y da plazos para desmantelar la obra de su antecesor.

La Oficina Presupuestaria del Congreso, un organismo no partidista y cuyos estudios gozan de reconocimiento general, ha establecido que la aplicación del plan republicano supone dejar sin seguro médico a 14 millones de personas el año próximo y 24 millones en una década, lo que elevaría la población sin cobertura a 52 millones. También implicaría una subida de las pólizas del 15% al 20% para los dos próximos años. Todo ello ha sido desmentido por la Casa Blanca, que ha tomado como única referencia del estudio el ahorro que implica su proyecto: 150.000 millones de dólares en una década.

Fuente: El País

Agregar comentario

Deja un comentario